La sangre

Enviado por Anónimo y clasificado en Biología

Escrito el en español con un tamaño de 46,38 KB

 

INTRODUCCIÓN

La sangre es fundamental para la vida humana: sin ella no podríamos sobrevivir. Por ello es importante preguntarnos qué tanto sabemos de esta sustancia, así como las precauciones que necesitamos tener para cuidar la salud personal y la de nuestra familia. En primer lugar sería bueno saber si conocemos cuántos tipos de sangre existen, cuál es nuestro tipo sanguíneo, el de nuestra pareja y nuestros hijos, y con qué tipos sanguíneos somos compatibles. Sin sangre, no podríamos regular la temperatura corporal, no podríamos luchar contra las infecciones y no podríamos deshacernos de los productos de desecho.

LA SANGRE

La sangre (humor circulatorio) es un tejido fluido que circula por capilares, venas y arterias de todos los vertebrados, su color rojo característico, debido a la presencia del pigmento hemoglobínico contenido en los eritrocitos.

Es un tipo de tejido conjuntivo especializado, con una matriz coloidal líquida y una constitución compleja. Tiene una fase sólida (elementos formes, que incluye a los glóbulos blancos, los glóbulos rojos y las plaquetas) y una fase líquida, representada por el plasma sanguíneo.

Su función principal es la logística de distribución e integración sistémica, cuya contención en los vasos sanguíneos (espacio vascular) admite su distribución (circulación sanguínea) hacia casi todo el cuerpo.

CONSTITUCIÓN DE LA SANGRE

Como todo tejido, la sangre se compone de células y componentes extracelulares (su matriz extracelular). Estas dos fracciones tisulares vienen representadas por:

Los elementos formes también llamados elementos figurados: son elementos semisólidos (es decir, mitad líquidos y mitad sólidos) y articulados (corpúsculos) representados por células y componentes derivados de células.

El plasma sanguíneo: un fluido traslúcido y amarillento que representa la matriz extracelular líquida en la que están suspendidos los elementos formes.

Los elementos formes constituyen alrededor del 45 por ciento de la sangre. Tal magnitud porcentual se conoce con el nombre de hematocrito (fracción "celular"), adscribible casi en totalidad a la masa eritrocitaria. El otro 55 por ciento está representado por el plasma sanguíneo (fracción a celular).

Los elementos formes de la sangre son variados en tamaño, estructura y función, y se agrupan en:

Las células sanguíneas, que son los glóbulos blancos o leucocitos, células que "están de paso" por la sangre para cumplir su función en otros tejidos;

Los derivados celulares, que no son células estrictamente sino fragmentos celulares; están representados por los eritrocitos y las plaquetas; son los únicos componentes sanguíneos que cumplen sus funciones estrictamente dentro del espacio vascular.

SISTEMA CIRCULATORIO DEL HOMBRE 

La sangre es el fluido que circula por todo el organismo a través del sistema circulatorio, formado por el corazón y los vasos sanguíneos. De hecho, la sangre describe dos circuitos complementarios. En la circulación pulmonar o circulación menor la sangre va del corazón a los pulmones, donde se oxigena o se carga con oxigeno y descarga el dióxido de carbono.

En la circulación general o mayor, la sangre da la vuelta a todo el cuerpo antes de retornar al corazón.

Los Vasos sanguíneos (arterias, capilares y venas) son conductos musculares elásticos que distribuyen y recogen la sangre de todos los rincones del cuerpo.

El Corazón es un musculo hueco, del tamaño del puño (relativamente), encerrado en el centro del pecho. Como una bomba, impulsa la sangre por todo el organismo. Realiza su trabajo en fases sucesivas. Primero se llenan las cámaras superiores o aurículas, luego se contraen, se abren las válvulas y la sangre entra en las cavidades inferiores o ventrículos. Cuando están llenos, los ventrículos se contraen e impulsan la sangre hacia las arterias.

El corazón late unas setenta veces por minuto y bombea todos los días unos 10.000 litros de sangre.

La sangre es un tejido líquido, compuesto por agua, sustancias disueltas y células sanguíneas. Los glóbulos rojos o hematíes se encargan de la distribución del oxigeno; los glóbulos blancos efectúan trabajos de limpieza (fagocitos) y defensa (linfocitos), mientras que las plaquetas intervienen en la coagulación de la sangre. Una gota de sangre contiene unos 5 millones de glóbulos rojos, de 5.000 a 10.000 glóbulos blancos y alrededor de 250.000 plaquetas.

El aparato circulatorio sirve para llevar los alimentos y el oxigeno a las células, y para recoger los desechos que se han de eliminar después por los riñones, pulmones, etc. De toda esta labor se encarga la sangre, que está circulando constantemente.

La Sangre un liquido rojo, viscoso de sabor salado y olor especial. En ella se distinguen las siguientes partes: el plasma, los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas.

El plasma sanguíneo es la parte liquida, es salado de color amarillento y en él flotan los demás componentes de la sangre, también lleva los alimentos y las sustancias de desecho recogidas de las células. El plasma cuando se coagula la sangre, origina el suero sanguíneo.

Los Glóbulos Rojos o Hematíes tienen forma de discos y son tan pequeños que en cada milímetro cúbico hay cuatro a cinco millones, miden unas siete micras de diámetro, no tienen núcleo por eso se consideran células muertas, tiene un pigmento rojizo llamado hemoglobina que les sirve para transportar el oxigeno desde los pulmones a las células.

Los Glóbulos Blancos o Leucocitos Son mayores pero menos numerosos (unos siete mil por milímetro cúbico), son células vivas que se trasladan, se salen de los capilares y se dedican a destruir los microbios y las células muertas que encuentran por el organismo. También producen antitoxinas que neutralizan los venenos de los microorganismos que producen las enfermedades.

Las Plaquetas Son células muy pequeñas, sirven para taponar las heridas y evitar hemorragias.

Partes Del Aparato Circulatorio Consta de:

Un órgano central, el corazón y un sistema de tubos o vasos, las arterias, los capilares y las venas.

Corazón

Es un órgano hueco y musculoso del tamaño de un puño, rodeado por el Pericardio. Situado entre los pulmones, dividido en cuatro cavidades: dos Aurículas y dos Ventrículos. Entre la Aurícula y el Ventrículo derecho hay una válvula llamada tricúspide, entre Aurícula y Ventrículo izquierdos está la válvula mitral. Las gruesas paredes del corazón forman el Miocardio.

Las Arterias

Son vasos gruesos y elásticos que nacen en los Ventrículos aportan sangre a los órganos del cuerpo por ellas circula la sangre a presión debido a la elasticidad de las paredes.

Del corazón salen dos Arterias:

Arteria Pulmonar que sale del Ventrículo derecho y lleva la sangre a los pulmones.

Arteria Aorta sale del Ventrículo izquierdo y se ramifica, de esta última arteria salen otras principales entre las que se encuentran:

Las carótidas: Aportan sangre oxigenada a la cabeza.

Subclavias: Aportan sangre oxigenada a los brazos.

Hepática: Aporta sangre oxigenada al hígado.

Esplénica: Aporta sangre oxigenada al bazo.

Mesentéricas: Aportan sangre oxigenada al intestino.

Renales: Aportan sangre oxigenada a los riñones.

Ilíacas: Aportan sangre oxigenada a las piernas.

ESTRUCTURA Y FUNCIÓN DE LA SANGRE

Estructura

La sangre es un líquido coagulable que transporta en suspensión células de diferentes formas y funciones, tales como hematíes, leucocitos y plaquetas. Circula por un sistema de vasos por todo el cuerpo, y sirve como intermediario entre el medio exterior y los diferentes tejidos, órganos o elementos anatómicos. Según el circuito que utiliza, se conoce como sangre arterial o roja, la que se distribuye mediante las arterias por todo el organismo una vez oxigenada en los pulmones; y la sangre venosa o negra, la impurificada que regresa por las venas desde los órganos hasta el corazón, y desde éste a los pulmones portando las sustancias de desecho de las células.

Las funciones de la sangre son varias y muy importantes: aporta a los tejidos el oxígeno y sustancias necesarias para las actividades celulares del metabolismo, y toma a su vez el dióxido de carbono de los mismos. Es un vehículo de eliminación de los productos de excreción del trabajo celular. Transporta las vitaminas, las hormonas elaboradas por las glándulas de secreción interna, y distribuye las enzimas, que desempeñan un importante papel en diversos procesos nutritivos.

La sangre interviene en los procesos de defensa del organismo, aportando leucocitos (glóbulos blancos) a las zonas infectadas. Las alteraciones principales de los elementos de la sangre son: la anemia, caracterizada por una merma o alteración de los hematíes circulantes en la sangre; y la leucemia, que es una neoplasia de los glóbulos blancos, o proliferación tumoral del tejido productor de elementos formes de la sangre.

EL APARATO EXCRETOR


El aparato excretor es un conjunto de órganos encargados de la eliminación de los residuos nitrogenados del metabolismo, conocidos por la medicina como orina; que lo conforman la urea y la creatinina. Su arquitectura se compone de estructuras que filtran los fluidos corporales (líquido celomático, hemolinfa, sangre). En los invertebrados la unidad básica de filtración es el nefridio, mientras que en los vertebrados es la nefrona o nefrón. El aparato urinario humano se compone, fundamentalmente, de dos partes que son:

Los órganos secretores: los riñones, que producen la orina y desempeñan otras funciones

La vía excretora, que recoge la orina y la expulsa al exterior.

Está formado por un conjunto de conductos que son:

Los uréteres, que conducen la orina desde los riñones a la vejiga urinaria.

La vejiga urinaria, receptáculo donde se acumula la orina.

La uretra, conducto por el que sale la orina hacia el exterior, siendo de corta longitud en la mujer y más larga en el hombre denominada uretra peneana.

EXCRECIÓN EN LOS ANIMALES

Como resultado del metabolismo celular, los animales obtienen energía y fabrican su materia orgánica. Pero también se producen sustancias de desecho que pueden resultar tóxicas si no se eliminan. La excreción es la expulsión al exterior de los productos perjudiciales que hay en el medio interno de los organismos. Uno de los productos de desecho de la respiración celular es el dióxido de carbono, que se expulsa mediante la ventilación. Pero también se producen otras sustancias, como el amoniaco, que deben eliminarse porque, si se acumulan, son tóxicas. Para ello, los animales tienen diversos sistemas.

Los animales más sencillos, como las esponjas y las medusas, vierten directamente las sustancias de desecho al medio. Los más complejos deben usar sistemas excretores adecuados, a fin de recoger las sustancias de desecho de todo el cuerpo y expulsarlas al exterior. Además, en los animales hay determinadas estructuras que también realizan funciones excretoras, aunque su función principal sea otra distinta.

APARATO URINARIO HUMANO

El aparato urinario consta de: riñones, que forman orina; uréteres que transportan la orina hacia la vejiga urinaria para su almacenamiento, y uretra que lleva la orina hacia fuera del organismo.

Los riñones se localizan retroperitonealmente con sus polos superior e inferior opuestos a las vertebras duodécima torácica y tercera lumbar respectivamente, por la presencia del hígado el riñón derecho suele ser mas bajo que el izquierdo. Los riñones se encuentran sujetos por sus vasos, el peritoneo y la fascia renal (rodea al riñón). Cada riñón en el adulto pesa de 130-170 gramos y mide alrededor de 12 X 6 X 3 cm. A través del hilio renal pasan la arteria y venas renales, linfáticos, un plexo nervioso y la pelvis renal que se subdivide en tres cálices mayores y posteriormente ocho o más cálices menores. Un corte coronal del riñón muestra dos regiones diferentes: médula y corteza. La medula renal esta compuesta por lo general de 12 a 18 masas cónicas, las pirámides, cuya base se localiza en los límites cortico medulares y el vértice se extiende hacia la pelvis renal, formando la papila que se proyecta hacia los cálices menores. Cada papila esta perforada por el extremo distal de 15 o mas conductos colectores terminales (de Bellini). La corteza renal de casi 1cm de grosor, cubre la base de las pirámides y se extiende medialmente entre las diferentes pirámides para formar las columnas renales.

La vejiga urinaria yace posterior a la sínfisis del pubis y anterior al recto. Su forma la determina el volumen de orina contenido. La pared de la vejiga urinaria se compone de cuatro túnicas (capas): la mucosa que es la más interna, la submucosa, la muscular y la serosa. Cuando la vejiga urinaria se vacía, la mucosa se pliega en numerosas rugosidades estas desaparecen conforme la vejiga urinaria se llena de orina. El piso de la vejiga urinaria es un área triangular llamada trígono. Tiene una abertura en cada uno de los ángulos y una apariencia lisa porque carece de rugosidades. La mucosa de la vejiga consta de epitelio de transición y permite la distención del órgano; la submucosa se compone de tejido vascular y proporciona suministro abundante de sangre; la muscular ayuda en la micción y sus tres laminas de musculo liso entrelazadas se conocen en conjunto como musculo depresor, y la serosa consta de epitelio escamoso simple y es una continuación física y funcional del epitelio.

Los uréteres transfieren la orina desde la pelvis renal de los riñones hasta la vejiga urinaria. Los uréteres son retroperitoneales. Cada uno costa de tres capas: la mucosa, la muscular y la fibrosa. La orina se moviliza a través de los uréteres mediante ondas peristálticas. Por otra parte, la uretra conduce orina desde la vejiga urinaria hacia fuera del organismo, el esfínter uretral interno (compuesto de musculo liso) y el esfínter uretral externo (integrado por musculo esquelético) estrechan la luz de la uretra y esto ocasiona que la vejiga se llene. La uretra de la mujer tiene alrededor de 4cm de longitud, en tanto que en el varón mide casi 20cm de longitud.

DESARROLLO DEL APARATO CIRCULATORIO

El circulatorio es el primero de los sistemas que se establece en el embrión y su órgano principal, el corazón, funciona como tal antes que ningún otro. No se trata de una cuestión caprichosa. La disponibilidad de un sistema que posibilite el transporte y, con él, el intercambio de todas las células con su medio es un requisito indispensable para construir un embrión que aumentará en tamaño y complejidad. Las necesidades que debe cubrir dicho sistema varían durante el desarrollo embrionario de un individuo, a nivel de grandes grupos taxonómicos o, incluso, en situaciones puntuales. Además, el sistema circulatorio se ve limitado por una serie de imperativos fisiológicos, ontogenéticos y físicos que condicionan su desarrollo.

A diferencia de uno de esos microprocesadores de última generación compuestos por numerosas piezas diferentes y que no precisa estar operativo hasta que ha concluido su manufactura, un embrión consta de células que necesitan imperiosamente obtener nutrientes y oxígeno o desechar metabolitos y CO2. Y todo esto ha de ser así desde mucho antes de que se hayan desarrollado el intestino, los pulmones o el riñón. En las primeras etapas del desarrollo de los vertebrados el aporte de nutrientes hacia el embrión procede del saco vitelino o de la placenta, según el grupo. Por su parte, la respiración no se realiza vía branquias o pulmones sino que es canalizada a través de las membranas coriónica y alantoidea. Teniendo en cuenta que ambos procesos se llevan a cabo por difusión, es necesario que las citadas membranas estén convenientemente vascularizadas. Esta circunstancia constituye una exigencia fisiológica y determina que los primeros grandes vasos del embrión estén diseñados para prestar su servicio a estas estructuras extraembrionarias 

Figura 1. Sistema circulatorio en un embrión humano de 4 semanas. Aunque en este estadio todos los grandes vasos aparecen en un número par a derecha e izquierda, el esquema tan sólo representa el lado derecho del embrión.

APARATO EXCRETOR CON EJEMPLO DE ANIMALES

Durante el proceso de evolución de los animales surgieron sistemas excretores que permitieron la adaptación a muchos ambientes distintos. Los animales que sobreviven hasta la actualidad, demuestran su capacidad de excreción y osmorregulación para responder favorablemente al ambiente. Existen diferentes medios osmóticos, así también diferentes sistemas excretores y osmorreguladores de los animales, para mantener un medio interno adecuado (homeostasis) que le permite sobrevivir en esta lucha constante por la vida.

EL SISTEMA EXCRETOR EN LOS INVERTEBRADOS.

Invertebrados Sin Sistema Excretor.

Las esponjas y los celentéreos carecen de órganos excretores especializados, por ello los desechos nitrogenados son eliminados por toda la superficie corporal.

El principal desecho nitrogenado que eliminan es el amoníaco (NH3), clasificándose por esa razón como amoniotélicos.

También pueden producir urea y ácido úrico en pequeñas cantidades, los productos excretados salen por el simple mecanismo de difusión. 

INVERTEBRADOS CON SISTEMA EXCRETOR

Platelmintos.

Las planarias poseen protonefridios como órganos excretores. Los protonefridios están constituidos por células flamígeras, provistas de cilios y una desembocadura tubular que termina en un poro excretor (llamado nefridióporo).

Las células flamígeras favorecen por medio de sus cilios, la movilización de agua, sales minerales y amoníaco hacia el tubo excretor. A lo largo del .tubo excretor se reabsorbe parte del agua y sales minerales, los desechos salen por el nefridióporo.


Nemátodos.

Los nemátodos marinos poseen una célula renoidea o renete, en la cavidad seudocelómica que desemboca a través de un poro excretor.

En los nemátodos terrestres más evolucionados se presenta un sistema tubular, los túbulos en H, que consta de dos tubos longitudinales y uno transversal, los cuales desembocan a través de un conducto en un poro excretor. Excretan amoníaco y úrea.

Anélidos.

Los órganos de excreción en las lombrices, son metanefridios. Estos metanefridios están constituidos por nefrostomas y túbulos complejos, que antes de abrirse al exterior forman una dilatación llamada vejiga. Los nefridióporos están situados al exterior, algunos culminan en el intestino (enteronefridios).

Para realizar la excreción, el líquido celómico del somite anterior penetra por el nefrostoma, y a medida que pasa a través del túbulo, se transforma en orina. Conforme la orina se forma a lo largo del tubo, van variando las concentraciones de los elementos que la forman, lo que nos indica que sustancias se reabsorben y cuáles se eliminan, así como el control del agua según las necesidades del organismo. Eliminan principalmente urea.

APARATO EXCRETOR EN LOS VERTEBRADOS

En los vertebrados, los principales órganos excretores son los riñones, estos son los que se encargan de eliminar los desechos (productos del metabolismo celular) y el exceso de agua.

Los riñones de los vertebrados tienen un desarrollo evolutivo, presentándose una sucesión de dos a tres estadios denominados: pronefros, mesonefros y metanefros.

Riñón Pronefros.

Está localizado en la región delantera del cuerpo, es el primero en aparecer, y lo encontramos en todos los embriones de los vertebrados. Presentan nefrostomas que se comunican con la cavidad celómica y los vasos sanguíneos.


Riñón Mesonefros.

Está localizado más centralmente en el cuerpo. Es el segundo en aparecer y lo encontramos en peces y anfibios. Presenta nefrostoma atrofiado, tomando la función filtradora la cápsula de Bowman que se une al glomérulo. Los reptiles, aves y mamíferos también lo presentan pero en estadio embrionario.

Riñón Metanefros

Está localizado más caudalmente en el cuerpo. Es el riñón más avanzado de los vertebrados, está presente en reptiles, aves y mamíferos. Los nefrostomas han desaparecido, no existe comunicación con el celoma. El tubo colector forma una cápsula que está unida íntimamente a los vasos sanguíneos que forman un glomérulo.

La Regulación Osmótica: Osmorregulación En Peces.

Animales de Agua Dulce.

El agua dulce es extremadamente diluida y tiene una concentración de sal muy inferior a la de la sangre de peces de aguadulce. De esta manera el agua por ósmosis tiende a ingresar al cuerpo del pez, y las sales se pierden por difusión al exterior a través de las branquias. Sus mecanismos de regulación son:

El exceso de agua es bombeado al exterior por los riñones que tienen muchos glomérulos, formando una abundante orina diluida.

Las células absorbentes de sales localizadas en las branquias transportan activamente iones desde el agua a la sangre. También recuperan sales de los alimentos.

Animales de Agua Salada.

Peces Óseos. Al tener una concentración salina más baja que el agua marina circundante, los peces marinos tienen a perder agua y ganar sales. Para compensar la pérdida de agua los peces óseos beben agua de mar, la sal es transportada por la sangre hasta las branquias donde son segregados al exterior por células secretorias de sales. Sus riñones presentan pocos glomérulos formando una orina escasa y concentrada.

Peces Cartilaginosos. La composición de sales de la sangre de un pez cartilaginoso es similar a la de los peces óseos. La sangre también transporta úrea que la mayoría de animales excretan en la orina. El riñón de los peces cartilaginosos conserva úrea y permiten que se acumule en la sangre. La úrea sanguínea junto con las sales sanguíneas hace que la concentración interna supere ligeramente la del agua marina, solucionando de esta manera su problema de pérdida de agua.

CONCLUSIÓN

La sangre representa 1/13 del peso total del cuerpo humano (5 litros en una persona de 65 Kg de peso.) Circula por las arterias, los capilares y las venas. De color rojo vivo en aquéllas y oscuro en éstas. Está compuesta de una parte líquida, llamada plasma y una parte sólida que son las células: (glóbulos rojos o hematíes, glóbulos blancos o leucocitos y plaquetas.)

La sangre, impulsada por el corazón, se distribuye a través de las arterias y capilares por todo el organismo con el fin de transportar los elementos necesarios que permiten realizar las funciones vitales de las células del propio organismo (respirar, formar compuestos, defenderse de las infecciones, etc.). A través de las venas regresa a los pulmones y corazón.

El aparto urinario es el encargado de eliminar del organismo las sustancias nocivas que se forman en las células y de contribuir a mantener la reacción alcalina de la sangre.

Por Azumi Arashi

Etiquetas:
En un sistema circulatorio la hemolinfa bombeada por el corazón se vacía hacia una cavidad denominada

cuantos tipos de sangre humana existen

en una gota de sangre cuantos globulos rojos hay

cuantas fracciones tiene la sangre y que células presenta cada una de estas

cuantas veces pasara un globulo rojo por el corazon para cumplir todo el circuito

cuantas veces pasa la sangre por el corazon de los peces

cuantos globulos rojos tiene un hombre que pesa 65 kg

cuantas veces pasa el globulo rojo por el corazon

cuantos elementos tiene una gota de sangre

cual es la constitucion de la sangre

FUNCION EXCRETORA DE LA SANGRE

constitucion de la sangre humana

esquema de la circulacion pulmonar

cuantos globulos blancos tiene una gota de sangre
¿cuantos globulos rojos ,blancos, plaquetas hay en una gota de sangre

porque razon una auricula se comunica con su ventriculo pero no con la otra auricula

constitucion de la sangre

organos del lado derecho del cuerpo humano

cuanta veces pasar un globulo rojo para cumplir todo el circuito
cuantas veces circula la sangre
branquias sanguineas

cuantos globulos rojos hay en una gota de sangre

cuantos componentes tiene la sangre

cuantas enfermedades de la sangre hay
cuantas veces pasa por el corazon una gota de sangre
cuando una gota de sangre pasa dos veces por el mismo lugar de nuestro sistema circulatorio
sangre constitucion
cuantos eritrocitos hay en una gota de sangre

que funcion cumple el nefron

una gota de sangre cuantos millones de globulos rojos y blancos contienen