La iglesia.

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Otras materias

Escrito el en español con un tamaño de 2,99 KB

 

1. El misterio de la Iglesia

Los seguidores de Jesús han sabido transmitir íntegro el su mensajes y lo valores que él vivió e inculcó a sus discípulos.
Para comprender mejor la historia de la comunidad cristiana, es necesario profundizar en el conocimiento de lo que es la iglesia. La iglesia es una institución divina y a la vez, humana.
La iglesia es el centro de un debate el que se expresan opiniones muy diversas, y a veces, poco fundamentadas.

1.1. La Iglesia de Jesús

El termino iglesia proviene del griego y significa “asamblea, reunión”.
Desde un principio Jesús quiso fundar la Iglesia. Para ello, llamó a los discípulos y les invitó a que le siguieran. Los Evangelios solo nos explican algunas de estas llamadas.

Los apóstoles

De entre todos sus discípulos, Jesús eligió a doce que reciben el nombre de apóstoles, que significa “enviados”.
Jesús les encomendó la tarea de asegurar la continuidad de su misión. Para ello, Jesús dedicó tiempo y esfuerzos a formarlos. De entre los doce apóstoles eligió a Pedro para que presidiera la Iglesia, y la alentara y guiara cuando él faltase.
Los apóstoles, después de la muerte y la resurrección de Jesús, renovados e impulsados por el Espíritu Santo que habían recibido el día de Pentecostés, formando la Iglesia, continuaron la misión que Jesús les había confiado.

1.2. Realidad visible y espiritual

La Iglesia fundada por Jesús no es solamente una comunidad meramente humana, sobre todo es el fruto de la presencia salvadora de Dios. El Espíritu Santo que Jesús prometió a los apóstoles es el que da vida y guía a la iglesia.

Realidad Visible

La Iglesia es una institución humana formada por:
· Hombres y mujeres, con sus virtudes y defectos.
· Su estructura y su organización.

Realidad Espiritual

La Iglesia es una realidad divina:
· Esta santificada por cristo, que la preside, y el Espíritu Santo, que la asiste.
· Sus miembros están unidos a Jesucristo formando con él un solo cuerpo.

Este doble elemento, el humano y el divino, de la Iglesia es un misterio y solo se puede aceptar por la fe. Se le conoce como el misterio de la Iglesia.
El Nuevo Testamento se sirve de diferentes imágenes todas ellas sacadas de la vida de las personas de aquel tiempo.