La hegemonía hispanica

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 2,78 KB

 

TEMA 11

Carlos V de Alemania

Carlos, hijo de Felipe en Hermoso y de Juana la Loca, recibió:

La Corona de Castilla con las nuevas tierras de America, y la Corona de Aragon con sus posesiones en Italia. El Franco Condado, Luxemburgo y los Paises Bajos. Fue elegido emperador con el nombre de Carlos V de Alemania.

Tambien heredo los problemas de cada una:

La rivalidad franco-aragonesa por el dominio de Italia. El reconocimiento de supremacia del poder real/predominio sobre los nobles y las ciudades. La expansion del luteranismo y el avance de los turcos.

Los conflictos internos de Carlos V

Carlos llegó a España en 1517. Sus nuevos subditos le consideraban un extranjero.

El principal objetivo de su viaje era recaudar fondos para susu asuntos europeos. El malestar se manifesto en 2 sublevaciones:

La Guerra de las Comunidades comenzó con el levantamiento de catorce ciudades castellanas. Los comuneros se reunieron en Tordesillas. En 1521 los comuneros perdieron en la batalla de Villalar. Los principales cabecillas Padilla, Bravo y Maldonado fueron ajusticiados. En Valencia, ciudad que había sido abandonada por los nobles que habian huido de una epidemia de peste, formaron una agropacion o germania que asumio el gobierno. Fue la causa de la derrota final.

Las concesiones que Carlos tuvo que hacer a la nobleza para conseguir su apoyo supusieron un aumento importante de sus privilegios.

Carlos y el protestantismo

Cuando Carlos fue elegido emperador hacía dos años que se habia iniciado la crisis religiosa provocada po Lutero. El nuevo emperador considerba que su principal obligacion era la defensa de la unidad de la Iglesia. Tras largos intentos fallidos de acuerdo con los protestantes, se paso a una guerra abierta.

A pesar de la batalla de Mühlberg, mediante la paz de Augsburgo, el emperador terminó reconociendo la existencia

de las 2 religiones. Y atribuyó a cada principe la posibilidad de elegir la religión de sus subditos.