Filosofos de la etica feliz

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 6,23 KB

 

 “ÉTICAS DE LA FELICIDAD

4.1.- ¿Qué es la felicidad?

es una situación en la que uno siente que todo va conforme a lo que quiere

placer es obtener una satisfacción sensible; felicidad es una autorrealización de la persona, de poder llevar a cabo sus proyectos, de conseguir metas etc.

4.2.- Felicidad y bienestar.

se utilizan como sinónimos, realmente no lo son. Una persona puede reunir las condiciones necesarias para una vida de bienestar y sin embargo no sentirse feliz.

El filósofo B. Russell ha señalado diversas causas por las que una persona no alcanza la felicidad teniendo un bienestar:

    • Miedo al aburrimiento o al tedio: recurren  a medios peligrosos, con tal de no aburrirse.
    • Exceso de competitividad: se ha emprendido una carrera por conseguir el triunfo social y económico. Desgraciadamente estas personas terminan solas, desgraciadas y aburridas.
    • Estrés: producto de las indecisiones, las preocupaciones y miedos; abarcar más de lo que se puede. La manera de evitarlo es pensar que muchas de las cosas por las que nos estresamos, no tienen importancia.
    • Envidia: o disfruta de lo que tiene pensando que los demás tienen más que ella.
    • Sentimiento de culpabilidad: tendencia a pensar que  son culpables de que les salgan mal las cosas o de los errores que cometen.
    • Manía persecutoria: pensamos que todos están en contra nuestra y que todo nos sale mal, nos puede provocar una anomalía psicológica que nos impide ser felices.
    • Miedo al qué dirán: nos impide ser nosotros mismos y limita nuestros movimientos y nuestra forma de pensar. El miedo al ridículo

4.3.- Aprender a elegir bien.

Cualidades: Podemos elegir que tipo de persona queremos ser.

Elegir profesión.

Pareja y amigos.

Actividades de ocio que nos permitan descansar del trabajo

Ideas políticas

La religión.

 4.4.- La felicidad se dice de muchas maneras.

  • Ser feliz es autorrealizarse, alcanzar aquellas metas que son las propias de un ser humano. Aristóteles.
  • Ser feliz es ser autosuficiente, valerse por si mismo sin depender de nada ni de nadie. ética cínica.
  • Ser feliz es experimentar placer y conseguir evitar el dolor. Relacionado con el hedonismo epicúreo y el utilitarismo.


4.5.- TEORÍAS SOBRE LA FELICIDAD

Eudemonismo de Aristóteles (384-322 a.c.) ser hombre en el más pleno sentido de la palabra.Todas las actividades humanas tienden a un fin, y todos los fines son a su vez medios para un fin último, que da razón de los restantes. ¿para qué?  un fin último de nuestros actos: queremos ser felices.

Hedonismo de Epicuro (341-270 a.c) el fin último del ser humano es alcanzar la felicidad entendida como placer. El comportamiento humano se explica en la búsqueda del placer y la evitación del dolor. Para Epicuro el verdadero placer se encuentra en la tranquilidad del espíritu y la ausencia de preocupaciones y sufrimientos.

Emotivismo moral de Hume (1711-1776) el comportamiento moral del ser humano es alcanzar el gozo, el bienestar y la felicidad del mayor número de personas posibles. No es posible ser feliz en solitario, necesitamos la felicidad de quienes nos rodean.

Utilitarismo de Bentham y Stuart Mill:

Bentham (1748-1832): lo mismo que Hume pero inserta un nuevo concepto, lo útil. Lo que nos produce placer es bueno y por lo tanto es útil. Introduce la posibilidad de medir los placeres de manera que éstos se pueden ordenar jerárquicamente.

Stuart Mill (1806-1873): misma línea de Bentham pero introduce la calidad de los placeres ya que existen placeres superiores y placeres inferiores.

La felicidad según los budistas: se alcanza en el estado de nirvana, cuando el alma se ha liberado de todo deseo. Esto se logra mediante ciertas técnicas de meditación y después de varias reencarnaciones. El budismo invita a llevar una vida sobria, armoniosa y virtuosa. No es más feliz el que más tiene sino el que menos desea.

La felicidad según el pensamiento cristiano: es el encuentro amoroso con Dios y con el prójimo. El egoísta, el que utiliza a los demás en su propio provecho, acaba siendo desgraciado. Por el contrario, el que se abre a Dios y a las demás personas, alcanza una felicidad que va más allá de la muerte, pues Dios es amor.