El ensayo español en el siglo xx

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 4,32 KB

 

EL ENSAYO ESPAÑOL EN EL SIGLO XX

Durante el siglo XX el ensayo español alcanza su mayor auge para expresar contenidos científicos e ideológicos. Se inicia con los autores de la Generación del 98, prosigue con los novecentistas y la Generación del 27, se produce un vacío en la posguerra y florece a partir de los años cincuenta.

  • El ensayo anterior a la Guerra Civil española.

En la Generación del 98 los temas más tratados son: •el tema de España (su atraso cultural y económico; la búsqueda de la esencia de lo español a través del paisaje castellano y los mitos de nuestra literatura clásica –la Celestina, don Quijote, don Juan, etc.).•el sentido de la vida.                         ----------      Ángel Ganivet, como precedente de esta generación, pretende desentrañar la esencia de lo español en su Ideario español (1897) y propone una profunda regeneración moral de España basada en su tradición.     -------   El ensayista más importante de la Generación del 98 es Unamuno (1864-1936). Ofrece una visión muy personal, pues sus ensayos son una confesión de su intimidad. Trata temas muy diversos: religiosos, políticos, históricos, artísticos.... Pero sus dos temas preferidos son: el sentido de la vida y su profunda preocupación por España.       ------       Podemos distinguir dos etapas en sus ensayos: la primera, hasta 1905, se centra en el intento de europeizar España; la segunda, a partir de 1905) en torno a la idea de españolizar Europa.---------------Entre sus obras destacan En torno al casticismo (1895-1916) (predomina el tema de su preocupación  por España y expone el concepto de intrahistoria –opone la vida cotidiana del pueblo a la historiografía oficial de fechas y grandes nombres-; Vida de don Quijote y Sancho; Del sentimiento trágico de la vida; y La agonía del cristinismo.-----------Sus ensayos se caracterizan por la estructura de preguntas y respuestas; la presencia de metáforas, paradojas...; la búsqueda de un lenguaje antirretórico, vivo y lleno de tensiones. Muchos textos están escritos en primera persona por lo que tienen de confesión.---------Otros ensayistas de la Generación del 98 son Azorín, que evoca las tierras y los hombres de España en El alma castellana; La ruta de don Quijote; Los pueblos y Castilla (1912) con un estilo muy cuidado que se detiene en la descripción de ls pequeñas cosas; Ramiro de Maeztu, que exalta la España católica e imperial y estado autoritario en Defensa de la hispanidad; Baroja, que incluye ensayos en sus obras de memorias Juventud, egolatría (1917) y Desde la última vuelta del camino (1943-49); y Antonio Machado en Juan de Mairena, en donde expone sus ideas religiosas, estéticas y filosóficas, y en los textos que se reunieron en 1957 bajo el título de Los complementarios.----------------En el aspecto científico y erudito destaca Ramón Menéndez Pidal, estudioso de la lengua española y nuestra literatura clásica en sus obras Manual de gramática hisórica española, Orígenes del español, y otros estudios sobre el Poema de Mio Cid, sobre el Romancero, etc.     En el Novecentismo, autores de una sólida formación intelectual y vocación universitaria, el ensayo incorpora nuevos temas y nuevas perspectivas. Estos autores se apartan del pesimismo de la Generación del 98, pretenden observar los problemas de España desde un punto de vista más racional y riguroso, y dan importancia a la forma, por lo que sus obras son de gran calidad literaria. A este auge del ensayo en los autores novecentistas contribuyó también la existencia de revistas de este tipo de escritos: Revista de Occident, Cruz y raya y La Gaceta Literaria.