Derechosimo

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Derecho

Escrito el en español con un tamaño de 6,7 KB

 

Concepto de Argumentación.Hay tres modelos de argumentación. Formal, material y pragmática. Atienza da un concepto general de la argumentación, diciendo que es lo que tienen en común los tres modelos.
La argumentación tiene lugar en contextos muy varios, Derecho, retórica, medios de comunicación… Argumentar es un uso del lenguaje, mediante éste podemos describir, prescribir (dar órdenes), preguntar, responder…, pero la argumentación supone solucionar un problema dando razones para ello, usar el lenguaje para solucionar conflictos, trata de dar solución a problemas muy distintos, que debo hacer, como debo actuar o que curso de acción recomiendo a una persona que pide consejo. El argumento puede ser abstracto o concreto, un consejo a un amigo o una ley general y abstracta, se puede dar a partir de una hipótesis o problema real, pero siempre con el fin de dar una solución a un problema. Dice Atienza que se puede distinguir entre la actividad de argumentar y el resultado de la argumentación. La estructura del argumento mediante la que damos forma a un resultado. Presentamos nuestro argumento como un resultado para el problema.
Debe adoptarse cualquier medida que combata el crimen, la pena de muerte combate el crimen, debe adoptarse la pena de muerte. Nuestro argumento para solucionar el problema del crimen es aplicar la pena de muerte.
Argumentar como actividad es igual a todo lo que tiene lugar desde que se plantea el problema hasta que alcanzo el resultado, como un esquema argumentativo y argumentar como resultado sería al revés, es decir, el resultado. La argumentación es una actividad racional, no sólo porque está encaminada a conseguir un objetivo, sino que es una actividad racional, porque existen criterio que nos permiten diferencia las buenas de las malas argumentaciones. Existen tres modelos o concepciones de la argumentación, la formal, material y pragmática.       1.La argumentación formal. Se trata de la argumentación más clásica y tradicional, trata de dar solución a problemas formales, problemas que no tienen una relación directa con la realidad, problemas abstractos, al menos es indiferente la relación con la realidad, interesa que la estructura del argumento sea correcto. Se pretende mostrar que la estructura del argumento sea correcto, se pretende mostrar que una tesis, o lo que quiero defender, se infiere lógicamente de las premisas de las que parto, por ejemplo este tipo de argumentos será muy típico de la lógica, pero no nos interesa si las premisas son correctas o no, justas o no, morales o no, solamente que la forma del argumento es correcta. Por tanto, si aceptamos las premisas, necesariamente la conclusión es verdadera. Los criterios de corrección, que son los que nos dicen si un argumento es válido, en la argumentación formal serán las reglas de inferencia lógica. 2.Argumentación material. Es la que más problemas tiene. Problemas teóricos y prácticos. Los problemas teóricos, surgen al intentar explicar un acontecimiento o fenómeno, predecir un hecho. 



También argumentamos con problemas prácticos, que debemos hacer o que debe hacer otra persona, problemas prácticos a cerca de lo que se debe hacer. La argumentación material pretende demostrar que las premisas de las que partimos son verdaderas, están fundadas, quiero convencer con la argumentación que las sucesos o hechos han sido de cierto modo (en caso de un problema teórico de la argumentación material), o bien, que actuando de cierto modo, será correcto (argumentación material de un problema práctico), pasamos de la validez del argumento a la veracidad o validez de las premisas. En la argumentación formal los enunciados no están interpretados en la argumentación material buscamos la verdad de las premisas, buscamos poder aceptar la validez, la veracidad de las premisas. Los criterios de corrección, de la argumentación material, son aquellas reglas o normas que nos permitan demostrar la veracidad o no de las premisas, reglas científicas, reglas de la experiencia, reglas técnicas y sobretodo las normas morales. Peter Singer nos habla de la argumentación moral.
3. Pragmática. Con la argumentación pragmática, que se trata del uso pragmático del leguaje, el lenguaje tiene nuevas funciones, consistentes en intentar persuadir a los demás, para conseguir algo, estamos en una dimensión de la argumentación donde se interactúa con los demás. Esta argumentación pretende persuadir o convencer a los demás, buscamos algo de los demás, sería una dimensión más social de la argumentación. Es una argumentación más social, no tan individual, influirán en la argumentación, en lo que digamos, las circunstancias, el concepto. No sólo interesa la corrección formal del argumento o la corrección de nuestras premisas, sino convencer a otros.
Esta argumentación pragmática se puede dividir en dialéctica y retórica.
La dialéctica es un diálogo entre dos o más personas, uno expone sus tesis y es contestado por el otro habiendo un proceso de propuesta y respuesta. Mediante la retórica se trata de persuadir al auditorio.La retórica trata de convencer o persuadir. son puras normas técnicas, es decir, como usar la palabra para convencer, es lo que hace que haya una concepción bastante negativa de la retórica. La retórica debiera ser convencer de lo verdadero, pero no es así, se trata de convencer a un público o auditorio de algo (sea o no sea verdadero).
Las tres argumentaciones que hemos visto no están separadas, las tres se relacionan continuamente, a veces para persuadir a los demás es necesario hacer ver que nuestros argumentos son verdaderos (argumentación material), bien construidos y coherentes en sí mismos (argumentación formal) y correcto para el público (retórica), incluso a veces rebatiendo los argumentos del interlocutor (dialéctica). El juez debe decir porque sus argumentos son correctos (argumentación material). Hay que decir que la pragmática se da ampliamente desde el punto de vista del abogado.