Cuentos y leyendas de la edad media

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Ciencias sociales

Escrito el en español con un tamaño de 2,34 KB

 
El emperador Carlomagno llevaba siete años guerreando, se le resistía la ciudad de Zaragoza que la gobernaba el rey Marsilio. a Marsilio le dijeron un plan para librarse de Carlomagno, era que le enviase oro, entregarle alguno de sus niños como rehén y prometerle que se convertiría a la fe cristiana. Los pares de Carlomagno eran Roldán, Oliveros, Gerardo de Rosellón, el duque Ogier, el arzobispo Turpín y Ganelón. Roldán propuso enviar a Zaragoza a Ganelón pero los caballeros presintieron lo peor porque se le calló el guante. Ganelón ideó atacar a Roldán cuando atravesase los puertos de montaña para vengarse. Marsilio regaló a Ganelón joyas, un yelmo y una espada. A Roldán le obligó su orgullo y su honor a cubrir la retaguardia. El emperador Carlomagno temía que Roldán pudiera caer en una emboscada. La espada de Roldán se llamaba Durandarte. A Carlomagno le avisaron haciendo sonar el olifante para que fuera en ayuda de Roldán. Cuando el ejército les atacaba Roldán exclamó: “Más vale vivir con honra que vivir con vergüenza”. A Roldán se le rompió su chuzo de tanto golpear con él. Al otro lado de los Pirineos, durante la batalla de Roldán, se levantó una extraña tormenta de truenos, viento, granizo y lluvia. Oliveros le dijo a Roldán que cuando fue a sonar el olifante por su culpa todos sus hombres habían muerto. Cuando escucharon el olifante de Roldán le dijo Ganelón a Carlomagno que era demasiado orgulloso para pedir ayuda, seguro que estaba cazando. Roldán hacía sonar el olifante con tanto esfuerzo porque tenía la boca ensangrentada y un tímpano reventado. Roldán quiso romper su espada para que los musulmanes no pudieran empuñarla, golpeó una piedra pero la piedra se partió en dos. Carlomagno, cuando llegó, se encontró el campo de batalla de Roncesvalles bañado en sangre y sembrado de cadáveres. Carlomagno mató al emir musulmán golpeándolo con la espada de Francia, que le partió el casco y se hundió la cabeza. El palacio de Carlomagno estaba en Aquisgrán. La prometida de Roldán se llamaba Alda. Cuando Alda se enteró de la muerte de Roldán, murió de dolor. A Ganelón le ahorcaron a él y a todos sus parientes por traicionar a Roldán.