Bfd

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 5,07 KB

 
Parlamentarismo
Este sistema de integración de poderes no es el resultado de una elaboración teórica, sino de una evolución histórica
En primer lugar, la evolución del sistema constitucional británico desde el siglo XVII al XIX y el crecimiento del poder del Parlamento.
En el siglo XVII se produce un proceso de debilitamiento del poder del rey, cuando el Parlamento asume la elaboración de las leyes, aunque sujetas a la sanción real y el Parlamento también se reserva la aprobación de los gastos del Estado.
En cuanto al legislativo, formalmente reservado al rey, le era necesaria la colaboración legislativa y presupuestaria del Parlamento y, en consecuencia, el rey elegía a sus ministros entre miembros influyentes del Parlamento, capaces de obtener el apoyo de éste.
Las consecuencias de las guerra civil inglesa, llamada también la Revolución Gloriosa, con el triunfo del Parlamento sobre la Corona, colocó a la cámara en el centro del sistema de poderes de Inglaterra. De tal forma que a lo largo del silo XVIII el poder ejecutivo se ejercía por un grupo de ministros (gabinete) dirigido, en ausencia del rey, por un Primer Ministro, que debía contar con la confianza del Parlamento. Era el gabinete, y no el rey, el considerado responsable de la acción del ejecutivo
El resultado de esta evolución, a principios del siglo XIX, fue que el ejecutivo era en realidad el gabinete, cuyo Primer Ministro debía ser nombrado por el rey, a la vista de la composición del Parlamento, y según la mayoría del momento. El gabinete y su Primer Ministro no podían continuar en sus puestos si no contaban con la confianza del Parlamento. Por su parte, el Primer Ministro podía pedir al rey que disolviera el Parlamento y convocara nuevas elecciones.
Este modelo británico fue adoptado poco a poco por las monarquías europeas durante el siglo XIX. Su evolución dependió del funcionamiento práctico del modelo parlamentario, ya que el rey designaba a los ministros de acuerdo con la mayoría parlamentaria resultante de las elecciones.
El Consejo de Ministros como conjunto era el responsable de la política gubernamental y el Parlamento podía exigir su responsabilidad política, que se traducía en su dimisión.
Este sistema fue adoptado también por los sistemas republicanos que sucedieron a las monarquías en muchos países europeos
Notas del sistema parlamentario:
Existe una separación entre el Jefe del Estado (rey o presidente de la República) y el Jefe de Gobierno. El primero es elemento ceremonial, representante del Estado, de carácter simbólico y no sujeto a responsabilidad política, y en el caso de las monarquías, tampoco a responsabilidad penal, ya que de sus actos responde quien los ha refrendado.
El Jefe del Gobierno es nombrado por el jefe del Estado, pero este nombramiento se hace depender de la existencia de una relación de confianza entre el Jefe del Gobierno y el Parlamento, es decir, contar con el apoyo de la mayoría de sus representantes.
El Gobierno se configura como un órgano colegiado, que adopta sus resoluciones tras previa deliberación. El Jefe del Gobierno tiene en él un papel directivo esencial, pero no puede prescindir para determinadas actividades, de la deliberación del Gobierno. Los Ministros son designados a propuesta del Jefe del Gobierno.
Los miembros del Gobierno -una mayoría- son también miembros del legislativo. Si no lo son, tienen derecho a participar en las sesiones parlamentarias, con voz pero sin voto.
El Gobierno es solidariamente responsable ante el Parlamento. Ello significa que se puede exigir y obtener la dimisión colectiva del Gobierno.
El Gobierno interviene en las funciones parlamentarias mediante la iniciativa legislativa, la colaboración en la elaboración del orden del día de las cámaras y la participación e intervención en las sesiones de las mismas. Una misión relevante es presentar el proyecto de presupuestos para su aprobación parlamentaria.
El Gobierno puede pedir al Jefe del Estado la disolución de las cámaras y la convocatoria de nuevas elecciones (no todos los regímenes parlamentarios tienen esa característica).
El Parlamento puede dirigir preguntas al Gobierno y sus componentes, así como interpelaciones que conduzcan a debates sobre la política del Gobierno. También puede requerir la presencia de miembros del Gobierno y nombrar comisiones de investigación sobre asuntos concretos
El elemento esencial del parlamentarismo es la coordinación entre legislativo y ejecutivo, que se consigue mediante la relación de confianza entre el Parlamento y el Gobierno