1ª Vía de Santo Tomás: el movimiento | Análisis filosófico

Enviado por Javi y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 5,09 KB

 
La 2ª vía que intenta demostrar racionalmente la existencia de Dios es la de la causa eficiente. Cada una de las vías se expone a partir de un hecho observable, un principio metafísico, la imposibilidad de llegar al infinito y una conclusión. El hecho observable de esta 2ª vía sería la frase: ?en el mundo sensible hay un orden de causas eficientes?, es decir, algo tiene una causa eficiente (que lo hace o fabrica), ésta tiene a su vez, otra causa eficiente. De esto se extrae el principio metafísico que dice que ?no encontramos, ni es posible, que algo sea causa eficiente de sí mismo, pues sería anterior a sí mismo, cosa imposible?. Esto quiere decir que la causa eficiente tiene que ser distinta de ?algo? y anterior a ese algo. Si siguiéramos con el orden de causas eficientes, no llevaría hasta el infinito, y es entonces cuando dice Sto. Tomás que es necesario admitir una causa eficiente primera (conclusión), y ésta sería Dios.
Para explicar las vías Sto. Tomás utiliza la ?Suma?, donde se designa una colección de sentencias. Ésta es la ?Suma Teológica?, una de sus obras más importantes. Esta ?Suma? (al igual que ?Suma contra gentiles?, otra importante obra suya) se divide en tratados, éstos en cuestiones y cada cuestión en artículos. En éstos se da la siguiente estructura: 1º se enuncia la pregunta de la que se trata, y se da la respuesta que se va a defender (tesis); 2º se enumeran todos los argumentos en contra de la tesis (objeciones); 3º se exponen los argumentos que apoyan la tesis inicial; 4º la solución, donde se explica con todo detalle la tesis; y 5º la respuesta a todas las objeciones una a una. Éste era el método también empleado por los escolásticos.
Los escritos de los filósofos de la época giran en torno a los dos principales problemas de la Edad Media: la demostración racional de la existencia de Dios y el conflicto fe/razón. Sto. Tomás decía que si la existencia de Dios no es una verdad evidente para nosotros, es necesario que sea demostrada de un modo evidente para la razón, de un modo racional, en el que no intervengan elementos de la revelación o de la fe. Para demostrar racionalmente la existencia de Dios se pueden emplear dos métodos: la demostración a priori y a posteriori. La demostración a priori se basa en la causa para llegar al efecto, por lo que parte de algo que es anterior hacia lo que es posterior. Este método fue utilizado por San Anselmo en su argumento ontológico, que parte de la idea de Dios como ser perfecto. Este argumento fue criticado y rechazado por Sto. Tomás, que decía que la idea de Dios como ser perfecto procede de la creencia, de la fe, y no tiene por qué ser aceptada por un no creyente. El otro método es la demostración a posteriori, que parte del efecto para llegar a su causa, es decir, parte de la experiencia (de un hecho observable), que es el utilizado por Sto. Tomás para explicar sus vías. Por otra parte, en el conflicto fe/razón, Sto. Tomás utiliza las vías como
?Preambula fidei?, o argumentos racionales que te posibilitan la fe. Este tema fue muy tratado por los pensadores de la época: San Agustín creía que tanto la fe como la razón hacen que el hombre sea un ser unitario que ama apasionadamente la verdad divina; Juan Escoto valora más el papel de la razón, pues cree en las verdades reveladas; el propósito de los escolásticos era profundizar en el conocimiento de las verdades de la fe a través de la razón; Averroes, con su teoría de la doble verdad afirma que existen la verdad del creyente y la del filósofo; y Guillermo de Occam decía que afirmar algo es limitar a Dios y que todo es su voluntad, y no de lo que decide el hombre con la razón.
Por último, Sto. Tomás está influenciado por Platón, Avicena, Averroes, Maimónides y sobre todo por Aristóteles, ya que defendió y se convenció del valor de la filosofía aristotélica y asumió muchas de sus tesis básicas para desarrollar sus propias explicaciones filosóficas y teológicas. Hoy en día, mucha gente se sigue preguntando si se puede demostrar la existencia de Dios, y a este tema han dedicado tiempo los mayores genios de la historia de la humanidad, como Aristóteles, San Agustín, Sto. Tomás? Estas figuras fueron sustituidas en la posterioridad por Descartes, Leibniz, Wolf, Kant, Fichte, Hegel?